Conoce la nueva tecnología que viene: 5G

Seguro que has oído hablar de la nueva generación de telecomunicaciones que está por venir. En concreto del 5G. Te contamos la situación actual, las previsiones de su implantación y que supone o aporta con respecto a la tecnología actual.

 

 

Llegada del 5G

Uno de los factores que va a caracterizar la implementación de la red 5G es el ritmo con el que se va a ir incorporando a nuestro mercado. Así cómo en cambios anteriores de tecnología la evolución se produjo de forma acelerada y muy rápida, 5G se prevé que entre de forma gradual, progresiva.

 

Todavía se habla en términos de empezar a tener desarrollos tecnológicos para el año 2018 e implantaciones en Red y por los operadores a partir del año 2019. Aunque ya sabéis que todo lo que sea hablar de fechas es arriesgarse a no llegar o pasarse de largo. A día de hoy son los plazos que tenemos.

 

 

¿Qué mejoras ofrece la tecnología 5G?

Lo que sí está en boca de todos los expertos y conocedores es el impacto y transformación que supone la llegada de la Red 5G a nuestra realidad tecnológica y diaria.

 

Algo presumible es que mejore la velocidad. En efecto, así será. Pero la mejora será potencialmente superior a lo que disfrutamos hoy en día.  Ahora con el 4G llegamos a velocidades de 100/200 mega bits por segundo en las redes más avanzadas. Con  5G  se espera l llegar a 5 giga bits e incluso a 10 giga bits, si lo pensáis, mejorando incluso,  lo que ahora ofrecen las mejores redes fijas de fibra óptica. Esto ya es una razón contundente para comprender el impacto y transformación de lo que puede suponer esta tecnología.

 

 

Esta mejora tan notable de la velocidad acompaña a contenidos audiovisuales que se verán beneficiados con esta gran mejora. Ya hay tecnologías de vídeo que están mejorando sus resoluciones y tecnología, cómo es la inclusión del 4K en nuestro mercado tecnológico.

 

Imagen1

 

 

Tanto velocidad como contenidos audiovisuales han acompañado todas las evoluciones previas de tecnología pero en el caso del 5G añade el matiz  o necesidad para la línea de transformación de la era que estamos viviendo, conocida como era de la “digitalización” o algo que leemos y escuchamos cada vez en más foros e informaciones como es el  ioT (Internet de las cosas). ¿A que nos referimos?

 

¿Te imaginas un coche que pueda conducir de forma autónoma, sin conductor? ¿Piensas que se podría realizar una operación quirúrgica a miles de kilómetros de distancia entre médico y paciente, vía Internet?

 

Estas preguntas y otras que seguro que ya has escuchado o te has podido plantear son ya una realidad sobre la que se está trabajando y para que puedan ser posibles hay que contar con una conexión a Internet que garantice una velocidad de latencia mínimo. Es decir que prácticamente la conexión sea en tiempo real y no tenga retardo. Esto es otra de las virtudes que caracteriza al 5G y será fundamental para conseguir todos estos avances que impactarán directamente sobre nuestras vidas.

 

 

¿Cómo realizar la implantación de esta nueva tecnología?

 

Cómo te comentábamos anteriormente la implantación será progresiva y supondrá una inversión por parte de todas las operadoras para poder ofrecer esta tecnología.  Esta inversión se traduce en nuevos equipos y negociaciones en emplazamientos actuales y nuevas ubicaciones.

 

Se trata de estaciones o antenas que requerirán más espacio para poder albergar una tecnología que sea capaz de ofrecer estas velocidades y experiencia a muchos usuarios a la vez.

 

 

Imagen2

 

 

Además, en paralelo la red actual 4G también irá mejorando sus capacidades y posibilidades actuales y también se habla que en un futuro podrá ofrecer velocidades o experiencias aproximadas a lo que ofrecerá el 5G.

 

 

Gracias a todos estos beneficios, mejoras y transformación que va a suponer la implantación de la red 5G, podrá tenerse en cuenta como una gran alternativa a redes fijas de Fibra Óptica y ADSL para aquellas localizaciones o emplazamientos donde sea costoso, inaccesible o poco rentable para las compañías el poder llegar con cable; ya que, instalar estaciones móviles , suele resultar más ágil y factible que la infraestructura de red fija.