El indicador de cobertura del móvil… ¿Qué me quiere decir?


Todos los teléfonos tienen un indicador de cobertura que representa la disponibilidad del servicio y la potencia de la señal que llega hasta el móvil. Ese indicador suele estar compuesto de 2 componentes: el tipo de red que está usando tu móvil y cuál es el nivel de cobertura que te llega.
En este post te contamos la importancia que tiene entender qué red está usando tu teléfono y que el nivel de cobertura que ves en la pantalla se refiere solo a la red que usas en ese momento, independientemente de que pueda haber cobertura de más redes.

 

Icono del tipo de red: depende del terminal, pero típicamente suele aparecer:

  • 2G, E,  G para indicar que el terminal en ese momento está usando la red 2G.
  • 3G, H, H+ para indicar que el terminal en ese momento está usando la red 3G.
  • 4G, L para indicar que el terminal en ese momento está usando la red 4G.
  • Si aparece una “X” significa que no hay nada de cobertura en ese momento de tu operadora.

Nivel de cobertura: indica la potencia de la señal recibida. Hay varias rayitas de tamaño creciente para indicar la potencia recibida.

    • Un primer punto importante es que este indicador no está estandarizado para todos los teléfonos, de ahí que en algunos modelos haya solo 4 barritas, en otros 5 (por ejemplo, en el iPhone aparecen 5 bolitas en lugar de barras desde la versión 7 de iOs) o incluso 6. Para empezar hay que pensar que, por ejemplo, si un teléfono muestra 2 barritas de un total de 4 (2 de 4 -> ~50%), en principio la señal recibida será mayor que en otro terminal de otra marca que tenga 2 barritas pero de un total de 6 (2 de 6 -> 33%)

 

    • nivel-coberturarayas-cobertura

 

 

 

 

 

 

 

  • Otro punto es que los distintos modelos de teléfono tienen diferente tipo de antena, algunas con más sensibilidad, capaces de recibir mejor la señal, y otros con peor antena. Eso implica que puede suceder que teniendo dos teléfonos en el mismo sitio, uno con muy buena antena (por ejemplo los teléfonos de gama alta) y otro con peor antena, indiquen diferente nivel de cobertura.

Aparte de este indicador en la pantalla del móvil, hay que explicar cómo funcionan las redes que te ofrece tu operador.

1) Inicialmente hace muchos años, Vodafone desplegó una red 2G con antenas y equipos de esta tecnología. Esta red ahora está empezando a quedarse obsoleta, especialmente porque las velocidades que permite alcanzar cuando usas Internet son muy bajas (del orden de algunas decenas de Kbps, es decir, tardarías unos 20 minutos en bajarte una canción de 3MB).

2) Posteriormente, se empezaron a instalar antenas y equipos de tecnología UMTS o 3G. Como al principio solo había cobertura de estas antenas en algunos sitios, era necesario que los teléfonos fueran capaces de funcionar tanto en 2G (que estaba muy extendida) como en 3G (solo en ciertos sitios), y se les dotó con la inteligencia suficiente para que el propio terminal detectara cuándo está en una zona donde solo hay cobertura 2G, y cuándo hay cobertura a la vez tanto de 2G como de 3G. En este último caso, el teléfono decide por si solo que la red 3G es preferible y es la que usa, ya que generalmente da mejor servicio y mayores velocidades. Si te mueves a una zona donde deja de haber cobertura de 3G, el teléfono por sí solo se da cuenta que ya no hay 3G, y por lo tanto, cambia de tecnología y pasa a buscar y usar la red 2G.

Por suerte, ahora ya hay 3G en prácticamente cualquier sitio.

3) Por último, la tercera red llamada LTE o 4G convive con las anteriores. Esta nueva red da velocidades de Internet impresionantes y un servicio excelente (¡¡ puedes descargar una canción de 3MB en menos de 3 segundos!!). Ya está disponible en todas las capitales de provincia de España, pero en pequeñas poblaciones o el campo, todavía no llega la señal (lo hará próximamente). La situación en este caso es muy similar a la anterior… Los terminales actuales son capaces de funcionar tanto en 2G como 3G como en 4G, y el terminal por si solo está continuamente “escaneando” las señales para ver cuál/es de las redes están disponibles en cada momento, y según las que detecte, el teléfono elegirá por si solo la mejor, siempre dando preferencia a la que da mejor velocidad: máxima preferencia para 4G, y si no está disponible, entonces 3G, y si no hay disponible ni 4G ni 3G entonces usará 2G.

Esta convivencia de 3 redes hace que el terminal esté continuamente buscando los diferentes tipos de redes y cambiando de una a otra continuamente, sobre todo cuando estamos en movimiento, según las señales que le lleguen en cada momento. El objetivo final es que cuando vayas a usar tu móvil siempre disfrutes de la mejor conexión posible en el sitio donde te encuentres.

Es importante recordar que si tu teléfono solo soporta 2G y 3G, nunca podrá utilizar la red 4G, incluso en un lugar donde sí haya cobertura de 4G, por el simple hecho de que tu teléfono es incapaz de “escuchar” ese tipo de señales 4G.

Una vez que tenemos en mente qué representa el icono de cobertura, y cuáles son las redes que tiene Vodafone disponibles y a cuántos sitios llega cada una, vamos a poner un ejemplo para explicar cómo interpretarlo todo para entender a nuestro móvil:

 

140808 - cobertura - caso1a) Te levantas por la mañana y ves que en casa, tu móvil tiene cobertura 4G, pero con solo 1 rayita
Eso quiere decir que estás usando la red 4G, de máxima velocidad. Aunque solo tengas una rayita, la velocidad y servicio que te da, será mayor que el que tendrías si tu teléfono estuviese en 3G o 2G, incluso si en esas otras redes tuvieses todas las rayas de cobertura y señal a tope.

 

 

140808 - cobertura - caso2b) A continuación, bajas al metro y ves que tu teléfono cambia a 3G con 3 rayitas
Eso significa que en el metro, al estar bajo tierra, ya no llega señal 4G, pero tu teléfono ha detectado que en su lugar hay señal 3G con nivel de señal medio-alto, y por eso ha cambiado solo. Hay que fijarse que en ese caso, aunque tienes más rayitas de cobertura que cuando estabas en 4G en casa, tu velocidad de navegación es menor en el metro, porque la red 3G da menores velocidades que 4G, incluso en el caso de que en 3G tuvieras más barritas.

 

140808 - cobertura - caso3c) Sales del metro y vas andando por la calle. Por el camino, miras la pantalla y ves que pone que estás en red 3G y con las 5 rayitas a tope de señal
Sigues sin detectar cobertura de la red 4G, pero sí que sigue habiendo de 3G, por eso tu teléfono continúa en 3G.
Al salir del metro has subido de 3 a 5 rayitas de cobertura, por lo tanto, ahora coges mejor señal y navegarás más rápido por la calle que cuando estabas en el metro, ya que si comparas, en ambos casos estabas en 3G, pero en la calle tienes mejor señal. A pesar de ello, como estás en 3G, incluso con tantas barritas de cobertura, seguirás con peores velocidades que cuando estabas en casa en 4G con solo 1 barrita.

 

140808 - cobertura - caso4d) Pasas por un túnel, miras el teléfono y ves que ahora pone 2G y hay 4 rayitas
En este caso, es posible no tengas cobertura ni de 4G ni de 3G, y que la única red que detecta tu teléfono es la de 2G. Aunque ves 4 rayitas, que podría hacerte pensar que tienes cobertura casi a tope y por lo tanto, deberías poder navegar por Internet, resulta que si intentas navegar, las páginas cargarán muy lentamente y será incómodo. Como hemos comentado arriba, la red 2G da muy malas velocidades para internet.

 

 

 

140808 - cobertura - caso5e) Sigues andando por el túnel, miras tu móvil y ves que aparece una X, y que no puedes navegar
Ahora te has quedado sin cobertura de ninguna de las 3 redes posibles. Tu teléfono no podrá hacer nada, excepto intentar hacer llamadas de emergencia.

 

 

Intentando hacer un símil, 4G sería como viajar en avión, el 3G como viajar en coche, y el 2G como viajar en bici… y los niveles de cobertura que ves en el móvil sería como la potencia del motor del “vehículo” en el que estés

Por eso, incluso el avión (=4G) más pequeño y menos potente (=poca cobertura) siempre irá más rápido que por ejemplo un coche (=3G) con un motor muy potente (=mucha cobertura)… Y siguiendo con la comparación, hay que pensar que allá donde hay un aeropuerto para aviones, siempre hay también coches y bicis disponibles… y solo si te vas a un pueblo, que no hay aeropuerto, es donde sólo podrás usar coches y bicis.

Con este ejemplo queremos representar la importancia que tiene entender qué red está usando tu teléfono, y que el nivel de cobertura que ves en la pantalla se refiere solo a la red que usas en ese momento, independientemente de que pueda haber cobertura de más redes, pero que en ese momento no las estés usando porque ya estás enganchado a la mejor red disponible.